Sunday, May 31, 2009

ENTRE LO ERÓTICO Y LO PORNO

Imagen por Wally Gobetz

Por estos días sancionaron en el Concejo de Bogotá un acuerdo para modificar el Código de Policía y así evitar, según el Alcalde, que los niños y adolescentes vean cuerpos desnudos. La idea es que en ningún establecimiento se puedan mostrar cuerpos desnudos ni descripciones pornográficas (en palabras de la ley), para que los jóvenes las vean. Supongo que con eso el Alcalde le quiere apuntar de alguna manera a algo que tenga que ver con educación de izquierda… aunque sigo sin entender qué es.

Ahora bien, el siguiente paso es cuando el Estado tiene que entrar a definir qué carajos entiende por “descripciones pornográficas”. Reaparece entonces la eterna discusión entre moralistas y artistas, que han tratado de encontrar el lugar exacto en el que lo porno se diferencia de lo erótico, sin resultados satisfactorios. Las personas, por diversas razones, parecen huirle a la imagen de otro ser humano desnudo, como si reconocieran en los otros –o tal vez en sí mismos– a monstruos cuando se despojan de sus ropas.

Desde mi punto de vista no es más que mojigatería (y una demostración de las “ganas inmensas” que tiene nuestro señor Alcalde de ponerse a trabajar en cosas serias), pero vuelvo a hacer énfasis en el enorme error que constituye que el Estado venga a decidir e imponer sobre aquellas cosas que no le competen. A mí, por lo menos, me molesta que venga el Consejo y me diga qué debo considerar como arte y qué como pornografía, más en ésta época en la que cualquier persona puede entrar a internet y encontrar lo que se le venga en gana que esté buscando, con o sin permiso del Estado.

Censuren pues ahora al Cantar de Cantares o a Sor Juana Inés de la Cruz, a la Venus de Milo o a la de Cabanel, que de seguro eso es porno y el que vea en ellos arte, será hombre sin decoro.

Saturday, May 23, 2009

CIENCIA Y LIBERTAD

Imagen de Circleline


Salió una noticia hoy, según la cual en Estados Unidos están buscando a una madre que escapó con su hijo luego de que los médicos le diagnosticaran al niño un cáncer y que era “necesario” practicarle quimioterapia y radioterapia. La madre, partidaria de la medicina natural, no estuvo de acuerdo con la propuesta de tratamiento que le dieron los doctores y decidió huir.

Me causa un particular sentimiento de asombro la reacción de los doctores y del mismo Estado que, en una actitud policiva, está buscando a los dos “fugitivos” con ordenes de captura, simplemente por querer buscar una alternativa a los métodos invasivos que los doctores consideran como la única opción. Mis conocimientos sobre medicina son pocos (por no decir nulos), pero me preocupa ver como la Libertad que tanto defienden los estadounidenses puede ser llevada incluso hasta a obligar a alguien a llevar un tratamiento médico con el que no está de acuerdo.

Ahora resulta que, no sólo la ciencia occidental es la única puede salvar a las personas, sino que además todos debemos acogernos a ella por mandato obligatorio, desconociendo cualquier otra alternativa. La capacidad de autodeterminación de las personas parece haber perdido todo el valor en nuestros días en los que supuestamente vivimos “más libres” y con mayores opciones de donde escoger. Queda entonces comprobado que en este mundo de libertades podemos elegir lo que queramos… siempre y cuando elijamos lo que nos sea impuesto.

Sunday, May 10, 2009

¿CUÁL CAFÉ DE COLOMBIA?

Fotografía por Hector Mesa


Se habla en el mundo del gran Café de Colombia, del “mejor del mundo”. Pero, ¿qué es realmente el café colombiano? Se habla de este producto como si el café que produce nuestro país fuera sólo uno, cuando en realidad es una mezcla no controlada de diversos tipos de café que se producen en el país. Aquí, aún no nos hemos dado cuenta del valor que tendría promover iniciativas como la legislación alrededor de las llamadas denominaciones de origen, que permitirían la estandarización en la producción de nuestro afamado café.

Para lograr una explotación real de todo el potencial del café colombiano, sería conveniente primero crear una conciencia interna alrededor de este producto. Los consumidores tendrían que empezar por conocer que distintas regiones del país producen distintos cafés; o que hay que tener ciertos cuidados durante los procesos de molido o de preparación de la bebida para que sus características sean del nivel adecuado.

El problema aparecería cuando las personas dejaran de consumir el Tinto (brebaje “genérico” a base de cualquier tipo de café y preparado en general de forma inadecuada) y comenzaran a pedir cafés con nombres propios. En este momento, se pondría en riesgo el negocio de exportar el mejor café que produce el país y dejar de vender para el mercado interno mezclas de “lo que no se pudo sacar”, con granos de menor calidad importados de Perú, Ecuador y Vietnam. Al fin y al cabo, lo que importa es que el café genere ingresos para el “desarrollo” del país y no que se quede en estos parajes con paladares que creen “subdesarrollados”.

__________________

P.S: Y para no quedarnos sólo en la crítica, les dejo una pequeña explicación de Mauricio Duque sobre el café y su preparación http://enmediodelruido.blogspot.com/2009/09/cafe-entre-gustos-no-hay-disgustos-pero.html

P.S.2: Una noticia de la BBC acerca de la importación de café en Colombia durante el 2009 http://www.bbc.co.uk/mundo/economia/2010/04/100420_1349_colombia_cafe_cr.shtml


Monday, May 4, 2009

GENERATION NARCISSUS


Leí recientemente un artículo de Newsweek llamado “Generation Me” acerca de los jóvenes occidentalizados y las quejas acerca de nuestros inmensos egos. Existe hoy en día una creencia generalizada entre los jóvenes, según la cual todo aquello que se desee puede ser alcanzado, y lo cierto es que poco o nada se ha interpuesto en su camino. No ha habido una gran guerra, ni grandes crisis financieras, ni epidemias incurables que lleguen a sacudir las vísceras de las personas en los últimos años.

Por el contrario, la modernidad (y de paso la posmodernidad) han dado los elementos necesarios para que los individuos puedan mostrarse a sí mismos como quieren ser vistos. Las nuevas tecnologías de la información le permiten a un joven expresar sus opiniones en tiempo real y con un límite de difusión de miles de millones de personas en el Mundo. Con semejante audiencia, ¿por qué no hacerse propaganda a uno mismo?

El problema no es la autoestima o el acceso a los medios de comunicación. Los inconvenientes surgen cuando las personas olvidan la posibilidad que tienen a la mano para cultivarse y crecer (intelectual, espiritual y afectivamente) y se dedican a moldear egos y protopersonalidades basadas únicamente en la imagen, creando hordas inmensas de pequeños Rock Stars.

Lo bueno o malo de esto no es asunto nuestro. Lo que sí nos incumbe es saber en qué medida estamos convirtiéndonos en una generación profundamente inconsciente de su entorno, de sus problemáticas e incluso de sí misma, pero con una irresponsable adoración por la imagen. Sólo espero que, al contrario del mito de Narciso, no nos ahoguemos persiguiendo enamorados nuestro reflejo en el agua.


P.S: Vi hace poco este video de Lindsay Lohan "promocionándose" a sí misma... muy adecuado.