Sunday, May 31, 2009

ENTRE LO ERÓTICO Y LO PORNO

Imagen por Wally Gobetz

Por estos días sancionaron en el Concejo de Bogotá un acuerdo para modificar el Código de Policía y así evitar, según el Alcalde, que los niños y adolescentes vean cuerpos desnudos. La idea es que en ningún establecimiento se puedan mostrar cuerpos desnudos ni descripciones pornográficas (en palabras de la ley), para que los jóvenes las vean. Supongo que con eso el Alcalde le quiere apuntar de alguna manera a algo que tenga que ver con educación de izquierda… aunque sigo sin entender qué es.

Ahora bien, el siguiente paso es cuando el Estado tiene que entrar a definir qué carajos entiende por “descripciones pornográficas”. Reaparece entonces la eterna discusión entre moralistas y artistas, que han tratado de encontrar el lugar exacto en el que lo porno se diferencia de lo erótico, sin resultados satisfactorios. Las personas, por diversas razones, parecen huirle a la imagen de otro ser humano desnudo, como si reconocieran en los otros –o tal vez en sí mismos– a monstruos cuando se despojan de sus ropas.

Desde mi punto de vista no es más que mojigatería (y una demostración de las “ganas inmensas” que tiene nuestro señor Alcalde de ponerse a trabajar en cosas serias), pero vuelvo a hacer énfasis en el enorme error que constituye que el Estado venga a decidir e imponer sobre aquellas cosas que no le competen. A mí, por lo menos, me molesta que venga el Consejo y me diga qué debo considerar como arte y qué como pornografía, más en ésta época en la que cualquier persona puede entrar a internet y encontrar lo que se le venga en gana que esté buscando, con o sin permiso del Estado.

Censuren pues ahora al Cantar de Cantares o a Sor Juana Inés de la Cruz, a la Venus de Milo o a la de Cabanel, que de seguro eso es porno y el que vea en ellos arte, será hombre sin decoro.

3 comments:

Tomás Molina said...

¿Cuál es el problema con que los niños y los adolescentes vean cuerpos desnudos? Yo no lo entiendo.

Fan Cine Club said...

Ni siquiera es un problema de izquierdas o derechas, en general, ambas tendencias coinciden en sus visiones oscurantistas, donde todo lo que tenga que ver con el cuerpo, ha de ser per se malo.

Kandomble said...

Caballero ya tengo lo que le habia prometido mandeme un facebokkaso apenas pueda.... por cierto le tengo dos videos para su blog...