Monday, May 4, 2009

GENERATION NARCISSUS


Leí recientemente un artículo de Newsweek llamado “Generation Me” acerca de los jóvenes occidentalizados y las quejas acerca de nuestros inmensos egos. Existe hoy en día una creencia generalizada entre los jóvenes, según la cual todo aquello que se desee puede ser alcanzado, y lo cierto es que poco o nada se ha interpuesto en su camino. No ha habido una gran guerra, ni grandes crisis financieras, ni epidemias incurables que lleguen a sacudir las vísceras de las personas en los últimos años.

Por el contrario, la modernidad (y de paso la posmodernidad) han dado los elementos necesarios para que los individuos puedan mostrarse a sí mismos como quieren ser vistos. Las nuevas tecnologías de la información le permiten a un joven expresar sus opiniones en tiempo real y con un límite de difusión de miles de millones de personas en el Mundo. Con semejante audiencia, ¿por qué no hacerse propaganda a uno mismo?

El problema no es la autoestima o el acceso a los medios de comunicación. Los inconvenientes surgen cuando las personas olvidan la posibilidad que tienen a la mano para cultivarse y crecer (intelectual, espiritual y afectivamente) y se dedican a moldear egos y protopersonalidades basadas únicamente en la imagen, creando hordas inmensas de pequeños Rock Stars.

Lo bueno o malo de esto no es asunto nuestro. Lo que sí nos incumbe es saber en qué medida estamos convirtiéndonos en una generación profundamente inconsciente de su entorno, de sus problemáticas e incluso de sí misma, pero con una irresponsable adoración por la imagen. Sólo espero que, al contrario del mito de Narciso, no nos ahoguemos persiguiendo enamorados nuestro reflejo en el agua.


P.S: Vi hace poco este video de Lindsay Lohan "promocionándose" a sí misma... muy adecuado.


2 comments:

Tomás Molina said...

"La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco nos hemos dado cuenta y estamos, muy, muy enojados."

Tyler Durden. - Fight Club

GabrielRam said...

I hate single serving friends