Saturday, April 18, 2009

La Mata que Mata


Me indigna cada vez que escucho en el radio la vocecita chillona de una niña diciendo “La coca, la marihuana y la amapola, matan. No cultives la mata que mata”. ¿Cómo es posible que los señores de la Dirección Nacional de Estupefacientes, que se supone son las personas que saben sobre drogas en el país, satanicen en la voz de una pequeña la siembra de plantas que por sí solas son inofensivas?

Ni la coca, ni la marihuana, ni la amapola, matan; la que mata es la guerra. Estas han sido plantas que han sido utilizadas durante siglos como medicinales y rituales, contando con miles de propiedades benéficas para el ser humano a distintos niveles. Parece que la DNE no entendiera que el problema real está en la guerra que se ha creado por controlar corredores y rutas de comercio de drogas ilegales, como la cocaína o la heroína, de las cuales las plantas son tan sólo uno de tantos insumos. Ingredientes de estas son también la acetona o la gasolina y no creo que vayan a prohibir el uso del quita-esmaltes o que los funcionarios de la DNE terminen pasándose a un auto eléctrico.

El problema real no son las plantas. Matan las balas y a nadie se le ocurre hacer una campaña en contra del plomo. Más gente mata las acciones y reacciones de la Seguridad Democrática que el cultivo de un campesino sembrado con plantas inofensivas. Más mata el glifosato y los métodos químicos de erradicación, que lo que pueden salvar las tradiciones y los conocimientos ancestrales sobre el uso de las plantas.

No. La coca, la marihuana y la amapola no matan. Mata la gente y mata la ignorancia; y matan más, cuando son tan arrogantes como atrevidas.

2 comments:

Andrea Amaya Porras said...

Estoy de acuerdo.
Yo creo que las drogas nunca van a dejar de existir, tampoco los débiles que caen en eso; así como los fuertes que ven en las drogas un problema difícil de erradicar, pero tal vez fácil de controlar.
Si hubiera más acceso a la educación en lugares olvidados, los sueños de los niños que volean machete y siembran coca no sería llegar a ser solamente unos duros en el manejo del fusíl. Hay que hacerles conocer las oportunidades.

AngieRhodas said...

Comparto tu sentimiento de indignación cada vez que escuhco la voz de la niña en esa propaganda, seguramente no conoce el significado de lo que la pusieron a decir...cómo una mata te mata???